¿Cuanta importancia tiene la educación durante las etapas iniciales de la vida? Podríamos decir que esta es la etapa más importante pues pides moldear por así decirlo, lo que será nuestra vida adulta.

Las herramientas adecuadas en la educación son tan necesarias como las de los cerrajeros para cumplir con sus tareas. Veamos algunas cosas que se pueden hacer para contribuir a una buena educación.

Fomentemos el gusto por la lectura

La lectura y la escritura se puede decir que son herramientas fundamentales para la buena educación en cualquier campo, tanto en lo académico como para el crecimiento personal y espiritual.

Cuando los padres tienen el buen hábito de leer desde pequeños a los niños estos desarrollan una verdadera afición por la lectura, los años iniciales son fundamentales para lograr ese objetivo.

Se ha comprobado que aún antes de nacer los padres que leen a sus hijos mientras se encuentran en el vientre de la madre obtienen buenos resultados pues ya los bebés responden a los estímulos de esa lectura.

Esta claro que leer al pequeño no es una fórmula mágica, pues si los implicados no disfrutan de dicha lectura el efecto puede ser contraproducente.

Si los padres están disgustados ponlo hacen por un mero cumplimiento del deber los hijos no tardarán en notarlo y lamentablemente pueden perder el interés con facilidad.

Los libros con moralejas y enseñanzas son especialmente útiles por ejemplo los que contienen fábulas, historias bíblicas e ilustraciones son de reconocida aceptación entre quienes le leen a sus hijos.

El entusiasmo es clave a la hora de enseñar

Un docente entusiasta puede tener un efecto muy positivo en quienes enseña, por eso es bueno periódicamente hacer un autoexamen en el caso de quienes enseñan y preguntarse ¿me siento aun motivado?

Cuando sentimos amor por lo que enseñamos y por aquellos a quienes enseñamos, se transmite con más fuerza lo que se desea enseñar, así que ese debería ser un objetivo de padres y docentes.

Por eso es importante que desde temprano se coloquen fundamentos que permitan que el joven se sienta motivado a aprender, lo cierto es que no se les puede hacer un seguimiento diario.

Pero cuando se crea y desarrolla un hábito con el tiempo lo más probable es que se sostenga durante mucho tiempo. De allí la importancia de crear valores en el hogar.

Por otra parte el ver con equilibrio la tecnología puede ser muy importante pues aunque hay que decir que traído consigo enormes beneficios en cuanto a herramientas de investigación.

No obstante también es preocupante como muchos recurren a esta herramienta de manera mecánica y no les permite desarrollar sus facultades perceptivas.

Los docentes hacen bien en favorecer las investigaciones en clase que estimulen la capacidad de pensar del estudiante, hacer preguntas que incentiven su facultad de razonar.

En conclusión, no escatimamos esfuerzos a la hora de preocuparnos por la formación de los hijos pues las recompensas son muchísimas, recordemos que los estamos preparando para afrontar los desafíos de la vida adulta.

Por admin

error: Content is protected !!